El deporte durante la edad infantil

El deporte durante la edad infantil

¿Por qué existe una asignatura que se llama gimnasia en todos los colegios? Porque el deporte durante la edad infantil es imprescindible. La razón está en que la práctica deportiva ofrece una serie de beneficios para estas edades de las que, es muy posible, que no seas consciente. Por eso, en este artículo, descubrirás lo que les aporta el deporte a los más pequeños de la casa.

Llevar un estilo de vida activo es fundamental, tanto para la salud física como psicológica. Por eso, los niños que se encuentran en esta primera de las etapas de su desarrollo pueden adquirir grandes beneficios si realizan alguna actividad deportiva. Además, cuando empiezan desde pequeños a practicar algún deporte (no importa cuál sea) suelen adquirirlo como un hábito que estará presente a lo largo de toda su vida.

 

Claves para la actividad deportiva en los niños

Antes de que te adentres en los diferentes tipos de desarrollo que se vinculan al deporte durante la edad infantil, es importante que recuerdes algunas claves indispensables presentes en este tipo de actividad. Una de ellas, que considero esencial, es que el deporte tiene que ser un momento divertido para los niños.

 

 

Por eso, es necesario permitirles que escojan aquella actividad deportiva que más les guste. Cada una de ellas les aportará algo diferente, pero todas serán enriquecedoras. Por ejemplo, el Kung-Fu fomentará su disciplina, la igualdad y el respeto, algo que personalmente, como profesional de este arte marcial, potencio siempre en mis clases. De hecho, el fin de este deporte que tanto me gusta recordar es que está destinado a “formar a personas sanas, honestas, resueltas, valerosas y solidarias”.

Otra de las claves importantes para la actividad deportiva en los niños es la competitividad sana. En estas edades tempranas considero que es necesario que los más jóvenes adquieran madurez y responsabilidad tanto si consiguen la victoria como si no. Ser conscientes de que no siempre se gana y trabajar para seguir logrando los objetivos propuestos es muy importante.

Asimismo, suelo recordarles a mis alumnos que la competición nunca es con sus compañeros. Pues, la competitividad sana siempre es con uno mismo. Deben intentar superarse a sí mismos. Ese tiene que ser su enfoque, en lugar de centrarse en ser mejores que los demás.

 

4 tipos de desarrollo en el deporte durante la edad infantil

Ahora que has podido ver algunas de las claves importantes que el deporte tiene para los niños en esta primera etapa de su vida, vas a descubrir los 4 tipos de desarrollo que potencia. Aunque muchos de ellos seguramente los conoces, quizás lo que no sabías era lo que el deporte podía aportar en cada uno de ellos específicamente.

1. Desarrollo motriz

Este es, sin duda, uno de los primeros tipos de desarrollo en el deporte durante la edad infantil más importantes. ¿Por qué esto es así? Porque las consecuencias de una mala motricidad pueden llevar a un niño a tener dificultades de coordinación, una falta de control en sus movimientos e, incluso, una fuerza reducida. Por eso, el deporte favorece el desarrollo motriz de las siguientes maneras:

  • Orientación espacial: es una habilidad básica que permite a los niños ser conscientes de la orientación de su cuerpo y la postura en relación al espacio físico que les rodea.
  • Desarrollo de la movilidad: el deporte permite que los niños aumenten su movilidad, la mejoren e, incluso, que aumenten su rango. Esto tiene una consecuencia positiva, también, como es la mejora de los reflejos.
  • Desarrollo del ambidiestrismo: al practicar una actividad deportiva los niños tienen que utilizar tanto su lado derecho como el izquierdo. Asimismo, también trabajan su lateralidad.
  • Psicomotricidad fina: trabajar la motricidad permite el desarrollo de dos habilidades esenciales como son la coordinación, el equilibrio y la precisión.

2. Desarrollo psicológico

Una de las ventajas de instar a los niños a hacer deporte desde que son pequeños es que, a nivel psicológico, encuentran en esta actividad una forma de sentirse bien y realizados. No obstante, además de esto, el deporte aumenta las conexiones cerebrales en el cerebro, por lo que permite que los niños se beneficien de lo siguiente:

  • Desarrollan una mayor capacidad de atención.
  • Mejoran la concentración y planificación.
  • Son capaces de memorizar secuencias de movimientos tácticos.
  • Los niños con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad) pueden mejorar el autocontrol.

3. Desarrollo emocional

El tercer tipo de desarrollo que fomenta el deporte en los niños está centrado en el plano emocional. Esto es sumamente importante ya que les permite obtener un equilibrio derivado del conocimiento de sus emociones y de la tolerancia que desarrollan, por ejemplo, a la frustración.

Además, el deporte se convierte en un medio que les permite liberar tensiones. Esto es fundamental, pues los más jóvenes tienden a sufrir hoy en día mucho estrés desde edades tempranas. Por ello, la actividad deportiva no solo les permite gestionar mejor sus emociones, sino sentirse mejor con ellos mismos.

4. Desarrollo social

Por último, el deporte durante la edad infantil es una oportunidad para que los niños desarrollen sus habilidades sociales. Por eso, los deportes grupales son tan necesarios. Además, los niños se vuelven más conscientes y responsables. Si no entrenan ni se esfuerzan, esto repercutirá negativamente en el equipo. Esto es fundamental para trabajar tanto la responsabilidad individual como la grupal.

En el caso de que exista algún problema de timidez, el deporte puede ser una herramienta para que los niños la logren superar. Harán nuevas amistades y desarrollarán sus habilidades comunicativas. Esto les permitirá tener una mayor seguridad y confianza en sí mismos, lo que se traducirá en una sana autoestima.

Si tienes hijos ¿están apuntados a alguna actividad deportiva? Iniciarlos desde muy pequeños en algún deporte les ayudará a que adquieran hábitos saludables y a que se desarrollen no solo físicamente, sino emocional, social y psicológicamente tal y como has visto. Además, el ejercicio les ayudará a evitar el sedentarismo y las consecuencias que este puede acarrear, como el sobrepeso.

¿Necesitas más motivos para motivar a tu hijo a que escoja algún deporte que le guste?

Sin Comentarios

Dejar un Comentario