¿Qué es la alimentación consciente y cómo te beneficia?

Seguro que alguna vez has escuchado hablar del término “alimentación consciente” o mindfoodness. Este concepto hace referencia a algo que es posible que hayas olvidado y que compromete directamente a tu salud. ¿Cuánto eres consciente de lo que comes? ¿Dejas que tus emociones sean las que dirijan tu dieta? En este artículo lo que pretendemos es que prestes más atención a los alimentos que ingieres, pues todos ellos repercuten en tu bienestar.

Autocontrol y autoconocimiento

Uno de los principales beneficios de la alimentación consciente es que aprenderás a autocontrolarte. ¿Qué quiere decir esto? Que por mucho que te apetezca algo dulce o consumir mucha más comida de la que tu cuerpo necesita sabrás detener y gestionar este tipo de impulsos. Esto te permitirá conseguir los objetivos que tengas, por ejemplo, perder peso.

Por lo general, cuando quieres tomar algo dulce no escoges una fruta, sino un donut o un cruasán de crema. De la misma manera, ¿sabes en qué momento debes dejar de comer? Seguro que en alguna ocasión te has sorprendido con náuseas, dolor de barriga y un gran malestar por excederte con la comida. Esto se puede evitar con el autocontrol y autoconocimiento.

 

 

Cuando aprendes a ser consciente de lo que te está pidiendo el cuerpo empiezas a saber identificar aquello que es realmente hambre de lo que no. Porque, muchas veces, no tienes hambre, sino ansiedad. A esto se le conoce con los conceptos de hambre fisiológica y hambre psicológica. Cuando esto suceda bebe un vaso de agua, relájate y pregúntate: ¿sigo teniendo de verdad hambre?

Deporte

La alimentación consciente tiene un papel fundamental en tu actividad deportiva. ¿Por qué? Porque te ayudará a conseguir la energía que necesitas para rendir de forma adecuada. Si te alimentas mal, esto repercutirá en tu entrenamiento y, como consecuencia, no lograrás los objetivos que quieres conseguir.

Dependiendo de tu entrenamiento y objetivos tu alimentación tendrá una mayor cantidad de grasas o de proteínas. Igualmente, puede que lo que necesites sea un déficit calórico o todo lo contrario. Seguro que estos conceptos, si no cuentas con la formación adecuada, te resulten un poco difíciles de entender. Por eso, siempre recomendamos acudir a un nutricionista. Nosotros contamos con uno que tiene una gran experiencia, Carlos Méndez Blanco, y que te permitirá ver los resultados que tanto tiempo llevabas esperando.

 

¿En qué más repercute la alimentación en el deporte? En tu apariencia física. Si deseas unos abdominales mucho más tonificados y marcados, o aumentar la masa muscular todo esto no lo vas a conseguir solo realizando un entrenamiento basado en levantar cada vez más peso. Si tu alimentación no es consciente y no es adecuada, será muy difícil que llegues a tu meta.

Salud física y mental

Otro de los aspectos en los que la alimentación consciente repercute directamente es la salud. Como ya hemos visto, el primer paso que debes dar para iniciarte en esta nueva forma de alimentarte es diferenciar entre hambre fisiológica y hambre psicológica. Esto, aunque no lo parezca, ya es un gran avance. Tu forma de comer cambiará de manera radical.

Cuando eres capaz de detectar que no tienes hambre, ya no comes en cualquier momento del día alimentos que no son nada saludables. Recuerda que la bollería industrial es una de las causantes de la obesidad. Por eso, cuando no te dejas llevar por esa hambre psicológica puedes planear tus comidas de una mejor manera, siempre siendo consciente de lo que le conviene a tu cuerpo.

 

Todo esto tiene grandes beneficios. Por una parte, incluirás alimentos más saludables en tu dieta como las frutas y verduras, y consumirás muy de vez en cuando esos alimentos que no son tan “deseables” como chocolates, pasteles o gominolas. Por otra, prevendrás diferentes problemas de salud como la obesidad o el colesterol.

A pesar de que la alimentación consciente te ayudará a tener una mejor salud física, ¿qué sucede en el aspecto mental? Aunque no te des cuenta, el solo hecho de saber detectar cuándo sientes hambre psicológica es una oportunidad para hacerte cargo de tus emociones. Para ello, debes responder a una sola pregunta: ¿para qué quiero comer? Tal vez te encuentres con diferentes respuestas como que te sientes solo, estás sufriendo estrés o quieres llenar un vacío al que no te quieres enfrentar. Detectar dónde está el problema te permitirá encontrarle una solución que está en la comida.

Los principios de la alimentación consciente

Ahora que ya sabes de qué forma repercute la alimentación consciente en tu cuerpo y salud, es importante que veas algunos de sus principios fundamentales. Aunque muchos de ellos ya los hemos nombrado, creemos que es necesario brindarles un espacio propio debido a la importancia que tienen.

  • La hora de comer: la alimentación consciente evita que caigas en hábitos donde comas en cualquier lugar y a deshoras. Contrariamente, seguirás una rutina y buscarás un sitio adecuado en el que sentarte a comer.
  • El tipo de hambre: este tipo de alimentación te permite diferenciar el tipo de hambre que sientes. Asimismo, también te ayuda a saber cuándo debes parar de comer. No siempre hay que dejar el plato vacío. En tal caso, siempre es mejor poner menos comida y rellenarlo después si te quedas con hambre.
  • La forma de comer: con la alimentación consciente te darás uno de los mayores placeres, saborear la comida sin prisas. Esto será beneficioso para ti, ya que detectarás cuándo estás lleno y evitarás problemas de digestión por comer demasiado rápido.

La alimentación consciente es un tema muy extenso que trataremos en otros artículos para seguir proporcionándote una información que consideramos necesaria. Esperamos que te haya sido de ayuda y que, a partir de ahora, empieces a ser un poco más consciente en tu manera de alimentarte. Recuerda que si necesitas ayuda puedes contar con nuestro experto en nutrición Carlos Méndez Blanco. Él te asesorará y te dará todos los recursos que necesites para que puedas sentirte mejor cambiando algo tan básico como es la forma de alimentarte.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario