Cómo buscar tu motivación

¿Quieres buscar tu motivación, pero no sabes por dónde empezar? ¿Qué quiere decir exactamente este término? Como bien señala la RAE (Real Academia Española) la motivación es el conjunto de factores internos o externos que determinan las acciones de una persona. En otras palabras, la esencia de este concepto es la que te lleva a perseguir determinados objetivos o ponerte metas específicas.

Pero, como bien indicábamos ya en nuestro artículo La importancia de la motivación para el deporte y la vida en ocasiones esta puede decaer o, incluso, desaparecer. Esto puede hacer que te sientas aletargado y que no sepas muy bien hacia dónde dirigirte. Sin motivación, aquello que antes era tu motor lo percibes ahora como un lastre. Algo que te frena a cada paso que das. Pero, queremos darte una buena noticia. La motivación puedes buscarla.

 

4 consejos para buscar tu motivación

Como somos conscientes de que buscar tu motivación no es algo sencillo y puede que, tras escuchar esta buena noticia, lo primero en lo que pienses es ¿por dónde empiezo? te vamos a brindar 4 consejos. No es necesario que los sigas todos, pues puede que alguno no te funcione tal y como esperas.

ç

Sin embargo, te animamos a que, si pruebas uno y no consigues encontrar tu motivación, no te rindas y escojas otro. Estamos seguros de que uno de ellos dará con la clave para que, cada vez que te encuentres desmotivado, ese sea tu “bote salvavidas” para salir a flote y volver a ponerte en acción.

1. La motivación como impulso de superación

Quizás hayas vivido circunstancias en tu vida, duras y difíciles, que no te haya quedado otra opción que superar. Esto ha supuesto todo un reto para ti, pero también una oportunidad de convertirte en la mejor versión de ti mismo. Esta es una de las primeras claves por donde puedes empezar a buscar tu motivación.

 

 

¿Hasta dónde quieres llegar? ¿En qué deseas superarte? Tal vez, busques ganar más resistencia para asistir a esa maratón que tan orgulloso te haría sentirte de ti mismo. Quizás, quieres aumentar tu confianza y seguridad y, por ello, vas a empezar a buscar clases de defensa personal porque sabes que te brindarán unos conocimientos que te serán muy útiles. Aférrate a ese impulso de superación. Ahí estará tu motivación.

2. Demuestra que nada es imposible

¿Recuerdas las innumerables veces en las que alguien de tu entorno te ha dicho “no vas a ser capaz”? Estas opiniones (que no has solicitado) y que te dedican los demás no debes permitir que te definan. Son fruto de las frustraciones y límites que otras personas se ponen a sí mismas y que proyectan sobre ti. Esto puede hacerte sentir muy mal.

 

 

Si notas que llevas un tiempo sin motivación, incluso te preguntas dónde está, es posible que sea porque a tu alrededor lejos de animarte, las personas hacen todo lo contrario. A veces, alejarte de ellas no es una opción. Por lo tanto, recoge todos esos “no puedo”, “pero cómo vas a hacer tú eso”, “solo quedarás en vergüenza” que te dedican y utilízalos para esforzarte más, para demostrarles a quienes te dicen que no puedes que no tienen razón.

 

 

3. Busca tu motivación en el bien social

Las personas que estudian medicina tienen una motivación orientada a un bien social: sanar a los demás. Lo mismo sucede con quienes desean ser profesores, estudian nutrición o, incluso, se forman en arquitectura para poder brindarles viviendas de calidad a quienes las necesiten. Pues déjanos decirte algo. En el deporte también se puede encontrar esa motivación orientada hacia un bien social.

Si eres una persona deportista seguro que eres consciente de todos los beneficios que el ejercicio te aporta. Esto puede hacer que tengas la necesidad de ayudar a otros y transmitirles todos los conocimientos que tienes para que mejoren, también, su calidad de vida.

 

El hecho de ayudar a los demás a hacer mejor un ejercicio, orientarles para que ganen una mayor flexibilidad, impulsarles a que rompan sus barreras y den un poco más de sí mismos… todo esto te brinda una satisfacción sin igual. La motivación de poder ayudar a los demás es muy potente. Úsala a tu favor.

4. Piensa ¿qué te aporta el deporte a ti mismo?

El último de los consejos que podemos darte para buscar tu motivación es a través del bien propio que te aporta, en este caso, el deporte. Por ejemplo, hacer deporte mejora tu salud. También, te puede aportar flexibilidad o esa tonificación muscular que hace que te veas mucho mejor.

No dejes de pensar, tampoco, en los beneficios que el deporte te aporta a nivel mental. ¿Qué tal tu estrés? ¿Es posible que hayas mejorado la seguridad en ti mismo? Esta es otra de las maneras de buscar tu motivación para seguir adelante, para continuar poniéndote metas y consiguiendo objetivos.

¿Has encontrado ya tu motivación?

Ahora que has llegado al final de este artículo, quizás te hayas dado cuenta de que realmente ya has encontrado tu motivación, pero lo que te falta es organización. Tanto si ya sabes cuál es tu motor, aquello que realmente te apasiona y te hace vibrar, como si no, tener siempre presentes estos 4 consejos te será de gran ayuda en aquellos momentos en los que te olvides de qué es lo que le da sentido a tu vida.

 

Es natural tener días en los que te encuentres más triste o desmotivado. Pero esto tiene que ser algo puntual. Recuerda tu meta. Si no le encuentras el sentido, fíjate en lo que te aporta lo que estás haciendo y valóralo. No en vano consideramos la motivación uno de nuestros cuatro pilares. Es indispensable.

Esperamos que este artículo te haya resultado de gran ayuda. Si necesitas orientación, no sabes cómo conseguir determinados objetivos por ti mismo y tienes una meta clara, pero eres incapaz de dar los pasos correctos para dirigirte hacia ella, ponte en contacto con nosotros. Te acompañaremos en tu camino.

2 Comentarios
  • Maria Jesus
    Publicado en 18:29h, 04 abril Responder

    Lo más difícil es siempre comenzar, dar el primer paso es siempre difícil, pero a medida que vas progresando, te vas sintiendo mejor, y tu autoestima crece.Poco a poco vas viendo que es importante para ti, por que la mejoría hace que te sientas bien
    ANIMO!!

  • Ana María Rodríguez
    Publicado en 10:08h, 15 abril Responder

    Reflexionar sobre cuáles son mis valores en la vida y sentir que puedo ayudar a los demás y dar gracias cada día al despertar por una nueva oportunidad para crecer interiormente y cada noche antes de dormir por tener un hogar en el que recogerme y descansar, han sido el motor para decidir empezar Pilates para ayudarme en mi recuperación física y anímica.
    Mejorar mi estado de bienestar, salud física y mental, me da ánimo en las tareas de cada día del trabajo familia y colaboración con los más próximos.
    Muchas gracias por el artículo. Recuerda los buenos pasos a cultivar

Dejar un Comentario