¿Cuidas de tu belleza?

¿Le prestas atención a tu imagen corporal? ¿Sabes qué productos le funcionan mejor a tu piel? Cuidar de tu belleza es positivo, ya que si te sientes bien al observarte en el espejo esto se reflejará en tu actitud. Afortunadamente, hoy en día tienes al alcance de la mano una gran variedad de productos de belleza. No obstante, no todos le funcionarán bien a tu piel ya que cada persona tiene necesidades diferentes.

Seguramente, en más de una ocasión has escogido un producto inadecuado para tu piel. Quizás no conseguía hidratártela tal y como esperabas, o te provocó una reacción alérgica bastante grave. En algunos casos, puede incluso que aquello que pretendías resolver (sequedad, exceso de grasa o acné) terminase empeorando.

Para evitar que esto vuelva a suceder, a lo largo de este artículo descubrirás cómo cuidar de tu belleza de la mejor manera posible. Para ello, abordaremos algunos puntos esenciales que influyen en ella y en los que, tal vez, nunca te habías fijado. Asimismo, te brindaremos algunos consejos para que, a partir de ahora, cuides tu piel tal y como se merece.

Acude a un especialista

Internet es una excelente herramienta para encontrar información sobre varios productos de belleza y, también, sobre qué medidas adoptar si tenemos un tipo de piel u otro. Sin embargo, ¿dudas sobre si tienes la piel grasa o mixta?, ¿no sabes lo que significa tener una piel atópica? Si alguna vez te has hecho estas preguntas, antes de que te decantes por un tipo de producto, te animamos a que acudas a un especialista. Este analizará tu piel, no solo la de tu cutis sino la de todo tu cuerpo, y te proporcionará un diagnóstico acertado sobre tu tipo de piel y sus necesidades.

 

Cuando ya sepas, realmente, lo que necesita tu piel, podrás escoger aquellos productos que sabes que te van a funcionar. Tal vez hayas estado usando productos para piel mixta cuando, en realidad, tu piel es seca. Esto, a la larga, puede causar daños importantes. Por ejemplo, una falta de hidratación que haga que las arrugas aparezcan antes de lo debido.

También, una información muy importante que te puede proporcionar alguien experto en el cuidado de la piel es el modo de aplicación de los productos. Muchas cremas, como las destinadas a tratar la celulitis, es necesario calentarlas antes en las manos y, después, aplicarlas realizando movimientos circulares. Así, el producto penetra mejor y se aprovechan mejor sus propiedades.

La piel es un claro reflejo de tus problemas

La piel, a pesar de los cuidados que le puedas brindar ahora que ya sabes lo que necesita, es un fiel reflejo de los problemas por los que puedas estar pasando. Por ejemplo, el hecho de que estén despidiendo a personas de tu trabajo puede generarte un fuerte estrés que se manifieste en forma de acné o eccemas. Esto, sobre todo, ocurre cuando este tipo de emociones se dilatan en el tiempo, es decir, duran demasiado. Cuando esto sucede debemos acudir al médico para cerciorarnos de que el problema no es solamente algo físico (una reacción a una crema o un desajuste hormonal). En el caso de que sea psicológico es necesario prestarle atención y resolverlo.

 

Si no eres capaz de identificar el origen del problema que está afectando a tu belleza ni cuentas con las herramientas para hacerle frente, no dudes en acudir a alguien que te pueda ayudar. La razón está en que, como veremos más adelante, esto no solo tendrá un impacto directo en tu piel, sino también en tu propia autoestima.

 

La nutrición y la belleza

Antes de adentrarnos en la repercusión que tiene la belleza en la autoestima, vamos a tratar otro de los aspectos esenciales como es la nutrición. Aquello de lo que te alimentas hará que tu piel esté más o menos hidratada, o más o menos luminosa. Además, si en tu dieta hay una mayor presencia de bollería industrial que de frutas y verduras, es muy posible que la celulitis, la grasa acumulada y el riesgo de obesidad empiecen a tener una especial presencia en tu vida.

Escoger productos de calidad, que estén libres de azúcares añadidos y que sean lo más “crudos” o naturales posibles, es importante. Además, no te olvides de hidratarte adecuadamente con agua y evitar los zumos embotellados que prometen ser naturales, pero que suelen estar repletos de azúcares. Te animamos a que tomes conciencia de la manera en la que te alimentas y que, también, empieces a fijarte en lo que contienen los productos que consumes.

 

 

Te darás cuenta de que muchos de los alimentos que se publicitan como “saludables” en realidad no lo son. Además, ¿sabes que el pan de molde contiene azúcar? Esto también puede darte una idea de por qué no estás logrando tus objetivos, como perder peso si es tu caso. En esta situación lo mejor es siempre acudir a un profesional en nutrición que te resolverá todas las dudas que tienes y diseñará un plan personalizado para ti para que puedas empezar a alimentarte de una mejor manera. Nosotros contamos con todo un experto en esta materia, Carlos Méndez Blanco, que ya ha ayudado a muchas personas a verse mejor.

 

El impacto de la belleza en tu autoestima

El último punto que vamos a tratar sobre la belleza es el impacto que tiene en tu autoestima. No cuidar de tu interior, tu bienestar psicológico, tu manera de alimentarte y hacer un mal uso de las cremas hará que esa imagen que ves en el espejo no te guste. Como consecuencia, esto repercutirá en tu autoestima, haciendo que te sientas peor y que te cueste, mucho más, encontrar soluciones para resolver el origen de este malestar. Al final estarás en un bucle y te sentirás como un “pez que se muerde la cola”.

¿Cuidas tu interior y exterior para sentirte mejor? ¿Sabías el impacto que la belleza podía tener en tu autoestima? Esperamos que este artículo te haya permitido asomarte a uno de nuestros cuatro pilares que consideramos esenciales para que puedas sentirte bien contigo mismo. Empieza a cuidar de tu belleza hoy porque ella te dará seguridad, bienestar y felicidad.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario