Los 5 diferentes tipos de alimentación

Cuando piensas en el término “alimentación” ¿qué tipo de plato visualizas? Quizás, uno en el que estén todos los grupos de alimentos que consideras importantes como la carne, fruta, verdura y pescado, entre otros. Sin embargo, no todas las personas se imaginan este plato que tan fiel es a la pirámide nutricional que muy posiblemente conozcas. El motivo de esto está en que, en la actualidad, existen diferentes tipos de alimentación.

Debido a que, tal vez, desconozcas en qué se basan los diferentes tipos de alimentación, en este artículo te presentaremos 5 de ellos. Nuestro objetivo es que te familiarices con sus características y, también, con sus nombres. Pues, seguramente, en más de una ocasión te has preguntado ¿cuál es la diferencia entre una persona vegana y una vegetariana? Hoy descubrirás la respuesta a esta y muchas otras preguntas.

Tipos de alimentación

1.Vegana

El primero de los diferentes tipos de alimentación que vas a descubrir es la vegana. ¿En qué consiste? En consumir todo tipo de alimentos, excepto aquellos cuyo origen sea animal. Esto quiere decir que la carne, el pescado e, incluso, los huevos no se contemplan dentro de la dieta. Tampoco el queso o el paté. Nada que provenga de un animal. Algunas personas también denominan a quienes siguen una alimentación de este tipo “vegetarianos estrictos”.

La razón por la que una persona decide llevar una alimentación vegana es porque se pueden obtener la gran mayoría de los nutrientes que el cuerpo necesita de productos que no sean de origen animal. Esto, claro está, siempre y cuando se consuman en las proporciones adecuadas. Igualmente, esta es una forma de no contribuir a la muerte masificada de cientos de animales destinados a satisfacer las grandes demandas de consumo que hay en la actualidad.

2.Vegetariana

La alimentación vegetariana no es igual que la vegana. En este caso, sí se pueden consumir huevos e, incluso, queso. Estos productos provienen de los animales, pero para fabricarlos no se necesita su muerte. Además, los vegetarianos suelen escoger productos con certificación ecológica que garantice que los animales viven en unas buenas condiciones.

Una persona que adopta la alimentación vegetariana como su forma de vida no tiene por qué sufrir ningún tipo de problema relacionado con su salud. Al igual que las personas veganas deben observar si todas sus necesidades nutricionales están siendo cubiertas. Si se hace ejercicio físico también hay que analizar el desgaste de los macronutrientes para ajustar los aminoácidos y proteínas, entre otros, de la dieta.

3. Macrobiótica

Otro de los diferentes tipos de alimentación que existen en la actualidad es la macrobiótica. ¿Cómo se alimentan las personas que optan por esta forma de comer? Su dieta incluye todo tipo de alimentos, tanto de origen animal como vegetal. Eso sí, siempre se incide en la importancia de cocinarlos. La razón está en que lo que se pretende con la cocción es eliminar sus contaminantes y potenciar sus nutrientes.

 

Además, dentro de la alimentación macrobiótica están bastante presentes las legumbres, algas y vegetales. Es una forma alternativa de alimentarse que reporta muchos beneficios y que no implica la restricción de ningún alimento, a menos que tengas alguna intolerancia. Tu cuerpo recibirá todos los nutrientes que necesita para estar bien.

4.  Crudívora

Quizás este tipo de alimentación no sea tan conocido, debido a que es bastante difícil implementarlo. ¿La razón? Tan solo se consumen alimentos crudos, lo que limita bastante la variedad y la riqueza nutricional que podría haber en tu plato, como podrás imaginarte.

En una alimentación crudívora están muy presentes las frutas, frutos secos, legumbres, semillas, algas, grasas (aceite de coco o de aguacate, entre otros) o chocolate crudo en polvo. Como puedes ver hay bastantes limitaciones y, por ello, muchas personas optan por una mezcla entre la alimentación crudívora y el veganismo. Así se les conoce como “crudiveganos”.

5. Omnívora

El último de los diferentes tipos de alimentación que vas a descubrir es uno que conoces bien. Se trata de la omnívora que se basa en consumir todos los alimentos, sin discriminar entre aquellos cuya procedencia es animal o vegetal. No obstante, hay una mayor presencia de los primeros (sobre todo, carnes) que de los segundos. De hecho, los nutricionistas suelen insistir bastante en la importancia de incrementar la ingesta de frutas y verduras.

Lo importante al llevar una alimentación omnívora sería que consiguieses seguir las recomendaciones de la pirámide nutricional. Así, sabrías que las frutas, verduras y carbohidratos deben estar presentes día a día en tus platos. También, las carnes, el pescado y los lácteos. En cambio, los embutidos, la comida procesada, la carne roja y los dulces es mejor que los consumas de manera muy puntual.

 

 ¿Qué tipo de alimentación es la mejor?

Si has llegado a este punto, tal vez te preguntes cuál es el tipo de alimentación mejor para ti de todas las opciones que hemos expuesto anteriormente. Pero nuestra respuesta te va a sorprender. No hay ningún tipo de alimentación que sea mejor que el otro ya que todos son válidos. Simplemente, cada uno de ellos es diferente y debe adaptarse a tus valores y necesidades.

En el caso de que te estés preguntando si existe algún tipo de alimentación mencionado que pueda afectar a tu rendimiento deportivo o salud por realizar un esfuerzo intenso, la respuesta es “no”. Siempre y cuando consumas los nutrientes que tu cuerpo necesita.

 

Si tienes alguna duda o quieres pasar de un tipo de alimentación a otro (por ejemplo, de ser omnívoro a ser vegano) es importante que cuentes con el consejo de un buen profesional. Este analizará tus necesidades, el ejercicio que haces y elaborará un plan nutricional adecuado que te permita mantenerte saludable.

Nosotros contamos con Carlos Méndez Blanco. Un excelente profesional que ayuda a las personas a sentirse mejor, estar más saludables y tener una mayor energía gracias a un adecuado plan nutricional. Una buena alimentación es sinónimo de salud. Si no sabes por dónde empezar, cuenta con nosotros.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario